Los gafapastas invisibles

Este artigo tamén está dispoñible en: Galego

Siempre que voy a casa de un conocido que sabe que trabajo en el audiovisual, pero es totalmente ajeno a ese mundo, se repite la historia: «Mírame ahí qué le pasa a la tele, que no veo bien la gallega». Y después de desenchufar y volver a encender el aparato, calzo la misma respuesta: «A ver, yo soy guionista y tú lo que necesitas es un antenista».

Parte del equipo de Hierro en la presentación de la serie.

Nadie, creo, sabe qué es lo que hacen exactamente los guionistas. El público tiene claro que los directores son los que mandan, y los actores y los presentadores, gente muy simpática, pero a los que escriben para la pantalla deben de considerarlos raza aparte o sectarios de alguna tribu. Mi padre, cuando yo trabajaba en Luar, no entendía cómo me ganaba la vida, pero tenía una teoría: «Gayoso es abogado, un hombre preparado, así que, seguro que se entera por los periódicos, como yo, cuando el Fary saca disco. ¿Para qué te necesita? ¿Para que le escribas en un papel, como si él fuese corto, que el Fary saca disco?». Era la vida de Gayoso o la mía, debía escoger rápido y no dudé: «Gayoso, papá, no es tan listo como tú piensas».

Los hermanos Coira, Jorge y Pepe, creadores, entre otras, de la serie Hierro ganadora de dos premios Feroz 2020 a la mejor serie dramática y mejor actriz protagonista para Candela Peña.

De las series que triunfan en las plataformas privadas hay varias con origen en la imaginación gallega. Hierro (2019), de la que ya están rodando la segunda temporada, es una trama de suspense de Pepe Coira, uno de los grandes del audiovisual de Galicia, al que vive ligado desde siempre, bien como profesor, crítico de cine o guionista de programas en los primeros años de la TVG, como Luces da Cidade (1988 -1989). Con él arrancó la saga de Rábade, en la que se enroló en el oficio su hermano Jorge. Suman mucho talento, los Coira, y tanto juntos -caso de Hierro, que Jorge dirige-, como por separado, tocan la fibra con sus historias. A su lado viaja la guionista Araceli Gonda y sus inconfundibles diálogos, siempre certeros. Muchos reconocen su cara por los años que pasó de presentadora de deportes en la TVG, pero, ya entonces, Ara, escribía series como 4º sen ascensor (2005), A vida por diante (2006-2007) o Terras de Miranda (2007). Dejó la realidad de los informativos para dedicarse de lleno a la ficción, y su nombre, habitual en los créditos de las series del canal autonómico, aparece en películas de éxito como 18 comidas (2010).

La guionista Araceli Gonda.

Carlos Portela ha escrito recientemente «fin» en el guion de Velvet (2014-2019), serie romántica que voló de un canal en abierto, en su cuarta temporada, a otro de pago. Portela es de las personas que más saben de cómics y con ellos comenzó en la profesión. Con el doctor TNT del Xabarín Club dio el salto al audiovisual, sin abandonar nunca las historietas: relanzó los libros de Esther y su mundo colaborando con la dibujante Purita Campos. Series como Rías Baixas (2000-2005), Padre Casares (2008-2015) o Matalobos (2009-2013) presumen de su firma en los créditos.

El guionista Carlos Portela Orjales (Vigo, 1967).

En el país no se puede hablar del oficio sin nombrar a Xosé Castro, Andrés Mahía y Carlos Ares, socios desde 1997 de Producións Zopilote. Junto al polifacético Antón Reixa crearon Mareas Vivas (1998-2002), la serie costumbrista con la que la Galicia del mar se ha sentido mejor reflejada. Desde entonces, este trío ha desarrollado formatos que le han reportado buenos réditos en audiencia y calidad a la tele autonómica. Contaron también la vida del interior en Terras de Miranda (2001-2007), escribieron el drama O Nordés (2009-2010) y consiguieron situar su marca en lo más alto del humor con el concurso O Rei da Comedia (2002) y las serie Pepe o Inglés (2006), Air Galicia (2007- 2011) y, recientemente, Os Mariachi (2019): son verdaderos profesionales de las ideas.

Andrés Mahía, Carlos Ares y Xosé Castro, guionistas eysocios de Producións Zopilote.

En el humor tenemos guionistas de referencia, como Xosé Cermeño, padre de la mítica Pratos Combinados (1995-2006). El otro día vi en Twitter que un usuario reclamaba, con mucha gracia, la reposición de la serie en Netflix. Al trino se sumó enseguida un montón de seguidores, y la plataforma de pago estuvo rápida e ingeniosa en la respuesta y, lo mejor, sembró la esperanza en la legión de fans de Miro, Balbina, Antón y compañía. Ya me imagino a los coreanos repitiendo, mientras se ponen finos de patatas fritas, baldreu, mamalón, carracha ou miñoca. ¡Qué gran homenaje sería, cagho no mundo!

Las historias nunca se escriben solas, ni las películas ni los programas, aunque mi padre tenga la pena de haberle pagado la carrera a sus hijos para que acabasen pintando la mona por las teles.

El guionista, director y escritor Xosé Carlos Cermeño Baraja (A Coruña, 1959), empezó colaborando en la TVG en 1986 como guionista de O Mellor, de Manuel Rivas.

Este artigo tamén está dispoñible en: Galego

cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail